Casos (I): Tenemos una amiguita que por fin juega con nosotros!

Hola amigos! Con la entrada del blog de esta semana inauguramos una sección en la que os iremos explicando algunos de los casos con los que nos vamos encontrando, ¡Esperamos que sea de vuestro interés!


Xena,una Yorkshire terrier de 1 año, es una perrita preciosa con una familia que la quiere y cuyos dos únicos amigos eran, en el momento de conocernos, Kira, una mestiza de pitbull, y un gato.
Cuando sus dueños acudieron a nosotros, Xena tenia verdadera fobia a otros perros. Sin embargo, gracias a la implicación de los dueños, el esfuerzo y ganas de superación de Xena, y nuestra ayuda; conseguimos superar en tiempo récord ese grave problema que le estaba impidiendo ser feliz. Su miedo llegaba a niveles tan elevados que, en varias ocasiones, había escapado, cruzando la calle y la carretera, estando a punto de ser atropellada. Su inseguridad se veía también reflejada en casa, donde, cada vez que llegaba alguien, se orinaba, le saltaba encima; suponiendo un verdadero problema de convivencia. No sólo pudimos poner fin a esas conductas, sino que además ahora Xena es mucho más autónoma y capaz de autogestionarse: ya no se hace pis al llegar a casa, es capaz de jugar sin ser obsesiva y ha aprendido también a relacionarse con otros perros.
Gracias al imporante grado de implicación y colaboración por parte de los dueños, el procesos fue mucho más sencillo de lo que aparentaba en un principio.
A lo largo del proceso de rehabilitación,  me ayudaron tres perras. La primera de ellas fue Azumi (una mestiza que yo mismo recogí abandonada), con un lenguaje corporal muy bueno, con una tranquilidad y energía muy calmada. La segunda fue Gaia, el polo opuesto, una pointer con braco de 6 meses cuya energía de cachorra cazadora fue una gran prueba de valor para Xena! Por último, me ayudó también Roma, una Cane Corso de unos 40kg, era como Gaia pero 3 veces mas grande; afortunadamente Roma sabía presionarla  pero sin llegar a cruzar nunca ese límite de stress que hubiese estropeado parte del trabajo. ¡Gracias chicas!
Ahora Xena es capaz de estar con otros perros, jugar y divertirse. Y, aunque siempre será altamente sensible, si los dueños siguen aplicando los conocimientos aprendidos como hasta ahora, será difícil que recaiga. ¡¡¡Enhorabuena Xena!!!

4 comentarios

  1. Bien por Xena….. y por vosotros!

  2. Y un gran bien para los dueños también! Sin su implicación los resultados no hubiesen sido los mismos!Muchas gracias!

  3. que mona esta mi Xena. Hace muchos progresos y dentro de poco tendremos un galgo y seguro que serán muy amigos.Muchas gracias a Dogged por vuestra ayuda sin vosotros no podríamos haverlo echo

  4. Cristina y Óscar! Muchísimas gracias por vuestras palabras, nos alegramos mucho de que Xena siga progresando y que tengáis entre vuestros planes la llegada de un amigo para ella; nos encantará saber cómo va todo!1 abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *