Patinar con perro: Rollerjoring

Patinar con tu perro puede llegar a ser una de las actividades más gratificantes para ambos. Después de mucho tiempo de entrenamiento con Nana decidí hacer éste video donde se la puede ver trabajando en lo que más le gusta nos gusta en éste mundo. Éste video simboliza muchas cosas para mí: Es el resultado de más de dos años de entrenamiento con ella, de ratos inolvidables, de un aprendizaje mutuo que nos ha llevado a compartir un deporte que he redescubierto gracias a mi perra. Os presento a Nana: una mezcla de pastor belga y rough collie.

“Es una sensación indescriptible. Es una simbiosis. Es como si fuéramos uno solo.”

Seguridad ante todo

Lo primero y más importante que debes tener en cuenta es que patinar con tu perro requiere un dominio avanzado de los patines: debes saber frenar a la perfección, girar con agilidad y saber moverte por cualquier tipo de superficie (suelo mojado, arena, subir bordillos, etc). En caso contrario te recomiendo que aprendas  a dominar los patines antes de lanzarte con tu perro a patinar.

Puede ser muy útil también saber deslizarte y caer de culo de manera suave, para poder afrontar situaciones de emergencia en las que necesitas frenar en seco en una bajada en la que ibas muy rápido, por ejemplo.

Es imprescindible que el perro conozca a la perfección las órdenes de sentado, quieto y junto, pues necesitarás poder controlarlo en determinadas situaciones en las que no quieres que avance. Si no estás seguro de que el perro vaya a obedecerte te recomiendo que esperes a que sea el momento adecuado mientras acabas de consolidar su obediencia en éstas órdenes.

También es importante que tu perro tenga un peso que puedas controlar con tu fuerza sin problemas, aún iendo en patines (¡que no se te lleve por delante!).

 Las primeras salidas en patines

Patinar con tu perro requiere mucha calma y paciencia. Es imprescindible que, antes de nada, aprenda a patinar a tu lado y sin tirar. Para ello es muy útil tener creada una orden de “junto” con anterioridad.

Los primeros minutos son los más dificiles para un perro novato, pues está tan excitado que le cuesta concentrarse en la marcha. Teniendo ésto en cuenta, empieza la marcha siempre en un lugar llano y sin obstáculos que te permita “calentar” unos cuantos minutos. En caso de que el perro tire mucho de la correa, puede ser conveniente hacer las primeras salidas con collar y a paso de andar,  hasta que aprenda a ir de forma ordenada y sin tirar de la correa.

Las primeras rutas deben ser muy cortas al principio, sin cansar mucho al perro. Su distribución es importante: Una salida en patines cada dos días es lo ideal.

Hay que irle entrenando despacio y con mucha paciencia e ir introduciendo órdenes en cada uno de los cruces por los que pasamos. El perro debe levantarse siempre a nuestra señal. Poco a poco irá automatizando los parones en los cruces.

Tirar de la correa

Enseña a tu perro a ir en junto, a sentarse, reducir la marcha e intuir los giros con facilidad durante las rutas. Ésto es imprescindible antes de enseñar a tu perro a tirar de la correa. De lo contrario será muy dificil frenarlo a la orden.

Debes hacer que para él sea un juego. Hacer que arrastre un ligero peso mientras le animas a tirar de él hará que se acostumbre a hacerlo a tu orden y a acostumbrarse al ruido detrás suyo. Haz éstas sesiones muy cortas llegando a su sitio preferido y liberándolo allí. El aprendizaje por imitación es muy útil, si dispones de algún perro que ya sepa hacerlo.

Una vez empiece a tirar de ti es importante que aprendas a amortiguar el tirón, sobretodo en las arrancadas, para minimizar riesgos de lesiones. El perro debe acostumbrarse a atender a las órdenes en medio de la marcha: frenar, sentarse y posicionarse a tu lado. Lo ideal es trabajarlo a mitad de recorrido e irlo introduciendo cada vez antes.

Material

En cuanto al equipo, necesitarás un arnés de tiro para cuando quieras que el perro empiece a tirar.

half-harness

“Half Harness” es ideal para patinar. Al ser medio arnés no tiene el enganche atrás, con lo que te permite posicionarte junto al perro.

Para la enseñanza del perro en éste ámbito lo ideal es un medio arnés de tiro, o “Half Harness”. Se trata de un arnés de tiro que distribuye la presión que ejerce el perro al tirar, con el fin de evitar lesiones. Al no tener el enganche atrás éstos arnés te permiten posicionarte junto al perro, con lo que son perfectos para poder enseñarle las órdenes mientras mantenéis contacto visual. En mi opinión lo ideal sería usar un modelo de éste tipo.

Éstos arneses tienen el enganche enmedio del tronco , con lo que es mucho más facil avanzar tu posición y manejarlo pudiendo levantar el peso de la parte delantera del cuerpo. Si queréis echarle un vistazo: http://www.non-stopdogwear.es

Los arnés de tiro tienen el enganche muy atrás.

Los arneses de tiro habituales (como los usados en mushing) tienen el enganche muy atrás. Patinar con este tipo de arnés solamente es aconsejable si el perro sabe ir a izquierda, derecha, posicionarse a tu lado y frenar a la orden, estando delante tuyo y sin necesidad de tenerte a la vista. En ése caso es recomendable una correa de tiro corta (50 cm) para que no quede mucha distancia entre tú y el perro.

Personalmente no aconsejo el uso del cinturón de canicross para patinar, pues en mi opinión fijar al perro a tu cuerpo quita libertad, estabilidad y maniobrabilidad. En caso de usarlos es imprescindible engancharlo con un arnés de liberación rápida.

Practicar ésta disciplina hace que con el paso del tiempo el perro y tu vayais aprendiendo a comunicaros en la marcha, y llega un punto en el que sientes que os habéis convertido en uno cada vez que te pones los patines.

(Si lo que estás buscando es un Arnés Anti-tirones para el paseo éste es el que recomendamos. Por cierto, nunca se recomienda usar un arnés anti-tirones para el patinaje).

logo normal nou

 

 

 

Bernat Delgado
Adiestrador Canino en Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *