¿Cuántos años tiene mi perro?

Determinar la edad de un perro no es tarea fácil. En los primeros meses de su vida, se puede aproximar su edad en función de la dentición.
Los primeros dientes empiezan a salir en los cachorros a partir de la cuarta semana, empezando por la mandíbula inferior, y hasta un total de 28 piezas (I6/6 C2/2 PM6/6)*. Esta dentadura decidua o “de leche” se cambia por la definitiva sobre los 4-5 meses: los premolares primero, los incisivos después y por último los caninos. La dentadura definitiva de los perros consta de un total de 42 piezas (I6/6 C2/2 PM8/8 M4/6)*, pues anteriormente no emerge ningún molar y solo uno de cuatro premolares, y suele completarse sobre los 6-7 meses.
Esquema de la dentición definitiva del perro adulto.

A partir de este momento, se suele intentar determinar la edad de los perros por el desgaste dental, el acumulo de sarro, etc., pero esto depende mucho de los cuidados bucales que ha tenido el animal, así como de sus singularidades, su salud, dieta, hábitos, la raza, el tamaño… y por tanto se complica mucho en la edad adulta dicha determinación. Signos de una edad más avanzada pueden ser las canas, el grado de opacidad de los cristalinos, la calidad del pelo y las uñas, etc…

Una vez determinada la edad aproximada del animal, si no sabemos con certeza su fecha de nacimiento, se cae sin quererlo en intentar equipararla a nuestra edad para saber en que momento de su vida se encuentra. Se ha dicho durante mucho tiempo que había que multiplicar la edad del perro por 7 para hacer la equivalencia, pero este concepto esta muy equivocado.

Los perros jóvenes se desarrollan muy deprisa, de tal manera que a partir de los 6 meses (dependiendo de la raza) ya sufren el desarrollo hormonal y podríamos equipararlos a unos adolescentes, quedando muy lejos de la multiplicación antes mencionada. Las razas pequeñas tienen un desarrollo más rápido (como los Yorkshire, Bichon Maltés, Pinscher, Caniche Toy, Shih-Tzu, Chihuahua, Pomerania) y las razas grandes o gigantes muchísimo más lento (como los Gran Danés, Terranova, Mastín, Dogo de Burdeos, Fila Brasilño, San Bernardo, Mastiff), de manera que algunas razas pequeñas se las considera adultas antes del año, y a las segundas hasta los dos años.
Ares con 25 días de edad, empezará a sacar dientes y tendrá un desarrollo más o menos lento ya que, siendo un Pastor Alemán, es una raza grande. Azumi, por el contrario, mestiza de raza pequeña y de 6 años de edad, que aunque sus canas nos puedan hacer pensar que es un animal mayor, las ha tenido desde pequeña como singularidad especial.
Los perros se consideran geriátricos a partir de los 7 años, y su esperanza de vida también depende del tamaño. Los perros pequeños suelen vivir una media de 15-16 años, mientras que los perros gigantes no suelen pasar de los 10-12 años. Esto depende, evidentemente también, del tamaño, la salud, los cuidados recibidos, el desgaste sufrido, etc. Así vemos también que los perros pequeños envejecen más despacio que los grandes.

Así pues se construyen diferentes tablas, intentando representar estas equivalencias de edad entre perros y humanos, pero teniendo en cuenta las diferencias existentes entre los diferentes tamaños y velocidades de desarrollo, quedando patente la ambigüedad de la multiplicidad de 7.
Tabla de la empresa Hill’s que representa las equivalencias de las edades de nuestros perros.

Por tanto, debemos ser conscientes del tipo de desarrollo que tendrá nuestro compañero en función de su raza y tamaño, y que, además de la suerte medica que uno pueda tener,  los cuidados que le profesemos, la dieta que le demos y el ejercicio físico que este haga influirán en su esperanza de vida. Así que, ¡cuidémoslos tan bien como podamos para que estén a nuestro lado el mayor tiempo posible con la mayor calidad de vida posible!


*Fórmulas dentales: (I) Incisivos, (C) Caninos, (PM) Premolares y (M) molares. El número X/X indica la cantidad de piezas de cada tipo que se encuentran en la mandíbula superior e inferior.


Sabina Artal Hermoso,
Adiestradora profesional y técnico en modificación de conducta .
Licenciada Veterinaria (UAB).

2 comentarios

  1. Como siempre el artículo es muy interesante. Enhorabuena! Un abrazo.

  2. Muchísimas gracias! Esa es la idea, que puedan ser de vuestro interés y podáis así resolver dudas o curiosidades.1 abrazo de parte del equipo Dogged!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *