La manipulación temprana: una ventaja futura


Sesión de manipulación con Ares, de 7 semanas de edad.
Para una buena convivencia con nuestra mascota, desde su llegada hasta el final de sus días, es importante tomar determinadas precauciones a edades tempranas para que asienten la base de los años venideros. Una de estas cuestiones es acostumbrarlos a la manipulación: que se dejen tocar y acariciar en cualquier parte de su cuerpo, fomentando un estado de calma en dicho momento.
Desde su más tierna infancia el cachorro debe aprender a dejarse manejar por sus propietarios, así como por extraños, niños y personas mayores. Esto, entre otras cosas, le ayudará a alcanzar las normas de convivencia de su hogar y nuestra sociedad, y a no temerle a los humanos y sus aglomeraciones.De ese modo conseguiremos un perro sociable, dócil y cariñoso, que se dejará manipular por cualquier persona.

Positivizando las limpiezas de oídos y la aplicación de colirios en Gaia.

Aprovechar el día a día es importante para alcanzar este objetivo. Podemos utilizar los baños, cepillados, caricias, siestas, etc. para acariciarlo con nuestras manos de manera relajada y suave. No debemos olvidar ninguna parte del cuerpo, para evitar que de mayores se alteren o nos muerdan cuando intentemos tocarles, por ejemplo: las patas o los testículos.

Esta habituación al “manoseo” debemos llevarla a cabo también en cualquier circunstancia nueva que se presente en la vida de nuestro perro y de manera gradual. Por ejemplo, la primera vez que tengamos que limpiarle los oídos, cepillarle los dientes, cortarle las uñas, ponerle gotas en los ojos, etc.  Vale la pena emplear algo más de tiempo en estas primeras experiencias, aunque salgan algo peor, para positivizarlasy que el perro las tolere sin mayor problema.
                
Si hacemos lo mismo con las primeras visitas al veterinario o las primeras vacunas, ya sea con nuestro afecto, premios o juego distraeremos su atención del hecho del pinchazo en si. De este modo, con la colaboración y agradecimiento del veterinario, haremos que las visitas a este no sean estresantes de buen principio. Esto propiciara, que el día que el animal deba recibir un tratamiento o deba ser sometido a pruebas diagnosticas, sea todo mas sencillo para animal, propietario y veterinario.

Ricard y Sabina (veterinaria) extrayendo una muestra de sangre en casa a Gaia para un análisis pre quirúrgico.
Esta misma manipulación también nos será útil para futuros adiestramientos, ya sea a nivel doméstico por parte de la familia, a nivel profesional con un adiestrador o a nivel de competición en exposiciones de belleza.
Así pues, como hemos intentado señalar, es muy importante por múltiples motivos acostumbrar a nuestro perro a la manipulación y positivizarle las nuevas situaciones de manera gradual para que su vida sea pacífica y armoniosa con su grupo social.


Ricard Martínez Izquierdo
Adiestrador profesional y técnico en modificación de conducta .

Sabina Artal Hermoso,
Adiestradora profesional y técnico en modificación de conducta .
Licenciada Veterinaria (UAB).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *