Perros: Miedo a los petardos y a los ruidos fuertes

  • La gestión del miedo o fobia a los petardos y por extensión a los ruidos fuertes, se divide en dos categorías, tratamiento paliativo y tratamiento curativo.

Este pasado miércoles 20 de junio los amigos del Periódico de Cataluña nos hicieron una entrevista sobre cómo gestionar y tratar el miedo de nuestros perros a los petardos. Así que, aprovechando esto, hacemos este post para entrar con más profundidad en lo que explicamos en el video. periodico2

Antes de entrar en la explicación de cada tratamiento, queremos resaltar que la prevención es el mejor tratamiento,  es decir, que si nuestro perro muestra mínima reacción a los ruidos y sobre todo si es cachorro, es imprescindible un trabajo de prevención de este miedo tan común.

Una parte del tratamiento paliativo consiste en crear una zona segura para el perro

Se debería aplicar este tratamiento siempre que nuestro perro tenga fobia a los ruidos fuertes y también en aquellas situaciones que no dispongamos de tiempo para aplicar con garantías el tratamiento curativo. Este tratamiento a su vez se divide en 4 partes:

Creación de una zona segura, que deberá tener las siguientes características:

zs2

  • Estará más aislada del ruido, incluso, podemos poner música ambiental suave para enmascarar ruido y nunca se forzará al perro a permanecer en este espacio.
  • Si el animal ya ha escogido una zona para esconderse lo ideal será crear la zona segura en este lugar.
  • Si disponemos de tiempo asociaremos este espacio a experiencia positivas, en sesiones cortas y varias veces al día.

Terapia farmacológica: no enumeraremos aquí todos los posibles fármacos utilizables, simplemente queremos apuntar dos precauciones, en primer lugar cualquier fármaco debe estar recetado por un veterinario y debe administrase bajo su asesoramiento y supervisión; en segundo lugar nunca usaremos acepromacina, porque ni tiene efectos ansiolíticos, ni disminuye la percepción del ruido y solamente disminuye la capacidad de movimiento de perro.

Nuestro manejo y comportamiento: mantener la calma, nunca castigar los comportamientos ocasionados por el miedo, tampoco sobrexcitar al animal con felicitaciones o caricias muy efusivas durante los episodios de miedo.

Otras medidas para luchar contra el miedo a los petardos en perros:

Nela-Thundershirt

  • Feromonas (DAP) análogo de la feromona apaciguadora canina (Dog Appeasing Pheromone,) que tiene un efecto tranquilizador.
  • Uso de Nutracéuticos, como por ejemplo Alfa-casozepina.
  • Camisa anti ansiedad o THUNDERSHIRT, que mediante presión en el torso del perro tiene efectos relajantes, indicar que no todos los perros la toleran igual, por tanto siempre se deberá hacer un trabajo de habituación fuera del contexto en el que aparece el miedo.

En el Tratamiento curativo es imprescindible asesoramiento profesional

Cuando dispongamos de tiempo antes de la aparición de los ruidos que desencadenan el miedo y siempre bajo el asesoramiento de un profesional experto, podremos empezar este tratamiento. Las primeras 4 fases de este tratamiento son las mismas que en el tratamiento paliativo, añadiéndose aquí tres fases más:

Habituación progresiva  al ruido y los estímulos asociados a este y evitar las experiencias negativas

Que, de manera muy resumida, consiste en exponer al perro al ruido que le causa miedo a una intensidad que no genere miedo e ir trabajando con esta intensidad y elementos distractores (premios, juegos interactivos, etc.) para que el animal se acostumbre y supere el miedo.

Asociación a un estímulo positivo

JUEGO_bernatSimplificando mucho convertimos el ruido en la señal de que aparecerá juego o premios, como decimos en Dogged de forma didáctica “SUSTO PREMIO”, es decir que siempre que se dé el ruido aparecerá o un premio o juego. Esto deberá hacerse siempre con precaución, en un ambiente que no sobrepase la capacidad de gestión del perro, de lo contrario será contraproducente.

Medidas accesorias

Que son otras pautas, ejercicios o herramientas, que no están encaradas al tratamiento del miedo de una manera expresa, pero que su aplicación ayudará en gran medida a al tratamiento de este. Estimulación mental, propiocepción, ejercicios de gestión emocional, ejercicio físico y trabajos de olfato, así como, adiestramiento enfocado a redirigir una posible fuga hacia nosotros, son algunas de estas medidas.

Los ejercicios de habituación a los ruidos y asociación a estímulos positivos si no se hacen correctamente pueden empeorar el problema.

nariz

Para finalizar, solamente reiterar que tratar el miedo a los ruidos de nuestros perros es imprescindible y es una obligación para el propietario responsable, ya que por un lado es un grave problema de bienestar para nuestros perros y por el otro puede suponer un problema de seguridad para el perro y para terceros, un perro que entra en  pánico puede fugarse y  puede terminar atropellado o causar un grave accidente.

Aprovechamos para enlazaros el video que mencionábamos sobre el miedo a los petardos en perros que grabamos para el Periódico de Catalunya.

 logo normal nou

Adrià Xamaní
Adiestrador Canino en Barcelona

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *