Procesionaria del pino: un importante peligro para nuestros perros

cartel procesionariaEsta oruga, que forma hileras a principios de primavera, supone un importante peligro para nuestros perros.

Cuando se siente amenazada, la oruga procesionaria libera unos pelillos urticantes que desencadenan una rápida reacción alérgica en los perros, provocando una importante inflamación de la lengua, pudiendo llegar a perder parte de ella o, incluso, morir de asfixia.  

Los síntomas más comunes en perros son inflamación de labios, lengua y cabeza en general. El animal presenta babeo, dolor , excitación.

Si detectamos algunos de estos síntomas, debemos acudir de inmediato al veterinario.

El mayor peligro existe cuando se ve involucrada la laringe, produciéndose edema de glotis, que conlleva a la muerte del animal si no se le practica una traqueotomía de urgencia.

Con el fin de ganar tiempo, podemos lavar muy bien toda la cavidad oral con agua templada y sin frotar, ya que el calor destruye la toxina. Sin embargo se trata únicamente de una acción útil para ganar tiempo: no debemos por ello dejar de ir al veterinario.

Si tenéis pinos en casa o alrededores, durante los meses de invierno podéis localizar los nidos en las copas, quitarlos y quemarlos. Si observáis los nidos en pinares seria conveniente avisar a las autoridades para que puedan retirarlos y/o realizar los tratamientos pertinentes.

En cualquier caso, si hay pinos por la zona en la que soléis pasear con vuestro perro, prestad mucha atención y, ante cualquier duda, llevadlo al veterinario.

j5hq1tOlA93amml6N07ZeEdbp_K2f5mLPmvIW8ZoEsI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *